Su sabor equilibrado combina, por su baja mineralización, con casi cualquier plato y cualquier buen vino.
Los formatos previstos para el sector Horeca son: envases de vidrio y envases de PET imitación cristal.